twittealo!

jueves, 25 de mayo de 2017

miércoles, 24 de mayo de 2017

Aprendizaje Significativo: ¿de qué hablamos?


Aprendizaje significativo


La teoría del aprendizaje significativo fue desarrollada por David Ausubel (1918–2008), un psicólogo estadounidense que realizó importantes aportes al constructivismo. De acuerdo a Ausubel, el aprendizaje significativo surge a partir del establecimiento de una relación entre los nuevos conocimientos adquiridos y aquellos que ya se tenían, produciéndose en el proceso una reconstrucción de ambos.

Esto quiere decir que, cuando una persona desarrolla un proceso de aprendizaje significativo, modifica los conocimientos que poseía a partir de la adquisición de la nueva información mientras que, de manera simultánea, esta nueva información adquirida también produce cambios en los saberes previos.

La clave del aprendizaje significativo radica en la creación de vínculos entre los nuevos conceptos y la estructura cognitiva previa. Para que esto sea posible, el conocimiento precedente debe ser sólido ya que será la base del desarrollo cognitivo. Si los datos más antiguos son comprendidos por el sujeto y éste puede recurrir a ellos para su reinterpretación, el aprendizaje significativo puede llevarse adelante.

Puede afirmarse que el aprendizaje significativo requiere que la persona pueda aprehender la información, en el sentido de “apropiarse” de ella. Memorizar los nuevos contenidos para repetirlos no resulta útil para el aprendizaje significativo, debido a que el sujeto solo incorpora la información sin procesarla ni interpretarla. De este modo, no puede establecer relaciones entre la nueva información y los datos que formaban parte de su estructura.

Hay que tener en cuenta, de todos modos, que el aprendizaje por repetición o memorización puede ser el punto de partida para el desarrollo futuro del aprendizaje significativo: una modalidad no anula necesariamente a la otra.


Resumen en 5 minutos!!



lunes, 22 de mayo de 2017

¿Preocupación o influencia?
Si queremos ser más efectivos, centrémonos en lo que está en nuestras manos


Tenemos dos maneras de contemplar lo que nos ocurre: desde las preocupaciones o quejas o desde nuestra capacidad de influencia o margen de maniobra. Decidir una u otra depende de uno mismo. Veamos cómo.


Si queremos ser más efectivos, centrémonos en lo que está en nuestras manos. Así lo sugería hace años Stephen Covey después de analizar qué diferenciaba a las personas que eran más efectivas con su vida personal y profesional. De algún modo, todos tenemos preocupaciones como la salud, el trabajo, el dinero o la felicidad de nuestros hijos. Todo lo que nos inquieta conforma nuestro círculo de preocupaciones, según Covey.  

Al mismo tiempo, también tenemos margen de maniobra, como llevar una dieta sana, estar en un aprendizaje continuo, ser prudentes con nuestros gastos o dedicar tiempo a la educación de nuestros hijos. Dichos ejemplos conforman nuestra capacidad de influencia. Nuestro círculo de influencia recoge, por tanto, todo cuanto podemos hacer. Y dependiendo de a qué círculo pongamos nuestra atención, definiremos nuestro carácter.

Cuando parece que no se puede hacer nada, siempre tenemos la posibilidad de cambiar nuestra actitud ante lo que se vive.
Las actitudes reactivas son aquellas que se centran fundamentalmente en las preocupaciones o en las quejas (círculo de preocupación). Es lo que se vive con intensidad en las máquinas de café de muchas empresas, cuando nos quejamos del jefe, de la compañía o de qué mal va el mundo. También habita en muchas conversaciones familiares, cuando se hace un recorrido de todos los problemas y enfermedades. Seguro que se te ocurren ejemplos de momentos donde el círculo de las preocupaciones campa por sus anchas. Desde esa energía, uno se queda sin fuerzas y hastiado de todo cuanto ocurre. Por ello, una actitud reactiva espera que la solución venga desde fuera y anula la sensación de serenidad.

Seguila twitter! Vale la pena @PilarJerico

 

domingo, 21 de mayo de 2017

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?


El aprendizaje colaborativo es una técnica didáctica que promueve el aprendizaje centrado en el alumno basando el trabajo en pequeños grupos, donde los estudiantes con diferentes niveles de habilidad utilizan una variedad de actividades de aprendizaje para mejorar su entendimiento sobre una materia. Cada miembro del grupo de trabajo es responsable no solo de su aprendizaje, sino de ayudar a sus compañeros a aprender, creando con ello una atmósfera de logro. 

Los estudiantes trabajan en una tarea hasta que los miembros del grupo la han completado exitosamente.

La técnica didáctica de AC involucra a los estudiantes en actividades de aprendizaje que les permite procesar información, lo que da como resultado mayor retención de la materia de estudio, de igual manera, mejora las actitudes hacia el aprendizaje, las relaciones interpersonales y hacia los miembros del grupo.  

  • Reconocer a las diferencias individuales, aumenta el desarrollo interpersonal.
  • Permite que el estudiante se involucre en su propio aprendizaje y 
  • Contribuye al logro del aprendizaje del grupo, lo que le da sentido de logro y pertenencia y aumento de autoestima. 
  • Aumenta las oportunidades de recibir y dar retroalimentación personalizada. 

Los estudiantes son responsables de manera individual de la parte de la tarea que les corresponde, sin embargo, todos en el grupo deben comprender las tareas que les han sido asignadas al resto de los compañeros. 



El grupo debe tener claras las metas y debe ser capaz de medir su propio progreso en términos de esfuerzo tanto individual como grupal.




Leer más

martes, 16 de mayo de 2017

La palabra es salud

Uno de los rasgos distintivos de los seres humanos es la capacidad de lenguaje. ¿Cómo se manifiesta esto en las primerísimas etapas de vida? Nacemos con una sensibilidad especial para procesar lenguaje. En comparación con cualquier otro estímulo auditivo, los bebés muestran una preferencia particular por este. ¿Qué hace que los sonidos del habla humana sean tan especiales para los recién nacidos? Diversos estudios han constatado que existe una prominencia “social” de estos sonidos: reconocerlos de manera temprana facilita la interacción con los padres y, por lo tanto, la supervivencia del niño.
Se ha demostrado que los bebés son capaces de reconocer desde muy temprana edad el uso referencial del lenguaje, es decir, la capacidad de las palabras para denominar cosas. Investigadores del prestigioso Centro de Estudios Avanzados de Italia (SISSA)realizaron en 2015 un estudio con bebés de cinco meses a quienes les mostraron videos de personas que pronunciaban palabras y no-palabras (sonidos auditivos sin ningún significado), y luego, dirigían su mirada hacia un costado donde aparecía un objeto preciso. Los investigadores observaron que los bebés podían anticipar la aparición de esos elementos solo cuando las personas decían palabras. Esto sugiere que los bebés tempranamente tienen algún conocimiento de que el lenguaje implica una relación entre las palabras y el mundo físico que lo rodea.
Todos estos estudios reflejan la importancia de la comunicación verbal de los padres hacia los bebés desde los primeros días. Los bebés pueden entender mucho más de lo que creemos y esta comunicación ayuda además a mejorar su atención, facilitar la adquisición del lenguaje y el entendimiento del mundo que nos rodea

viernes, 12 de mayo de 2017


Eduardo Kastika... cada vez canta mejor!

Seguilo en twitter,en sus páginas, en sus intervenciones!!

Mucho para aprender con @EduardoKastica






miércoles, 10 de mayo de 2017

lunes, 8 de mayo de 2017




MoodleDocs es la wiki que la organización Moodle pone a disposición de usuarios identificados y en la que éstos pueden colaborar aportando información.
Éste es el lugar de MoodleDocs donde aparece lo que allí se llama la filosofía de Moodle, que se basa en cuatro principios que resumimos a continuación:
  • Constructivismo: sostiene que los seres humanos construimos nuevos conocimientos, de manera activa, interaccionando con el entorno.
  • Construccionismo: explica que el aprendizaje es más efectivo cuando se construye algo que ha de mostrarse a los demás.
  • Constructivismo social: consiste en “la construcción de cosas de un grupo social para otro, creando colaborativamente una pequeña cultura de artefactos compartidos con significados compartidos”
  • Conectados y separados: para lograr un comportamiento constructivo es necesario mantener un equilibrio entre un comportamiento conectado (manifestar empatía, es decir, ser capaz de ponerse en el lugar de los demás) y un comportamiento separado (centrado en la lógica y los “hechos”).


El creador de Moodle:


Martin Dougiamas (Australia, 1969) es el creador y principal desarrollador de Moodle.
Dougiamas estudió informática y cursó estudios de posgrado en informática y en educación. En 1986 comenzó a trabajar en la Universidad Tecnológica de Curtin en las primeras aplicaciones web y como administrador de la plataforma Webct de la Universidad. El hecho de no poder mejorar el sistema, debido a las restricciones de propiedad intelectual, le convenció de la necesidad de crear una solución de código abierto. Partiendo de esta idea, comienza a realizar una tesis doctoral sobre un sistema de gestión de contenido de código abierto y gratuito. Esos fueron los comienzos de Moodle, proyecto que comenzó en 1999.
Fuente de la imagen: El País
Autor: ISIDOR FERNÁNDEZ

Características de Moodle según Martín Dougiamas:

Martin Dougiamas en la documentación de Moodle (versión original, última contribución de Dougiamas) expone cómo los elementos de Moodle apoyan una aprendizaje basado en lo que llama "construccionismo social". Aportamos a continuación un resumen de esas líneas:
  1. Todos somos tanto profesores como alumnos potenciales - en un entorno verdaderamente colaborativo somos las dos cosas”.
    Herramientas como foros, wikis, glosarios, bases de datos, mensajes, etc. permiten al alumnado realizar acciones que anteriormente eran propias sólo del “rol” de profesor/a y, a su vez, que el profesorado aprenda de lo que el alumno/a aporta. Así, se establece un entorno en el cual los conocimientos se aprenden de manera bidireccional (es decir, del alumnado al profesorado y del profesorado al alumnado) como, por ejemplo, al iniciar una conversación en un foro o compartir recursos con el resto de compañeros y compañeras.
  2. “Aprendemos particularmente bien creando o expresando algo para que otros lo vean”.
    Los foros, wikis, glosarios, bases de datos y la propia estructura del curso, son herramientas que permiten crear y compartir conocimiento.
  3. “Aprendemos mucho simplemente observando la actividad de nuestros pares”.
    Elementos tales como la página de "participantes", bloque de "usuarios en línea" y bloque de "actividad reciente", permiten observar la actividad de otros participantes.
  4. “Entendiendo el contexto de otros podemos enseñar de un modo más transformacional (constructivismo)”.
    Moodle ofrece diferentes herramientas que permiten obtener información del contexto de aprendizaje, tales como: el perfil de usuario, las entradas de los foros, las bitácoras individuales, los informes de actividad general de cada alumno/a en un curso, los informes de actividad de usuario y el módulo de encuestas. Esto nos permite conocer cómo interactúa cada alumno con la plataforma y, de este modo, potenciar un proceso de enseñanza-aprendizaje más personalizado y significativo.
  5. “Un entorno de aprendizaje necesita ser flexible y adaptable para poder responder con rapidez a las necesidades de los participantes en su interior”.
    Diferentes características de Moodle le hacen flexible y adaptable:
    • El profesor/a puede añadir, quitar y modificar actividades, secciones y/o bloques, según lo vaya necesitando.
    • Se pueden definir distintos roles, en función del contexto.
    • El libro de calificaciones permite ver las calificaciones y actividades permanentemente y se mantiene de manera automática.
    • Se pueden modificar muchas de las preferencias de apariencia a nivel de sitio, curso y actividad.
    • Es compatible con otros sistemas externos.

lunes, 1 de mayo de 2017


FELIZ DÍA DEL TRABAJO Y EL TRABAJADOR!

Mirá de dónde viene la palabra trabajo!!!


Trabajo

Si el trabajo es para usted una tortura, sepa que se trata de un concepto tan antiguo como el origen de la palabra, que no proviene del latín labor, que no dio labor,  laborable y laboratorio, sino de tripalium, que era el nombre de un temible instrumento de tortura. 

Tripalium 'tres palos' es un vocablo del bajo latín del siglo VI de nuestra era, época en la cual los reos eran atados al tripalium, una especie de cepo formado por tres maderos cruzados donde quedaban inmovilizados mientras se les azotaba. 

De tripalium derivó inicialmente tripaliare 'torturar' y, posteriormente, trebajo 'esfuerzo', 'sufrimiento', 'sacrificio'. 

Trebajo evolucionó hacia trabajo, vinculándose poco a poco con la idea de labor. Lo mismo ocurrió en francés, lengua en la cual tripalium derivó en travail 'trabajo', vocablo al cual los ingleses dieron la forma travel y un nuevo significado, asociándola primero a la idea de 'viaje cansador' y, más tarde, simplemente, a 'viaje'. 

Analizá y contá las tuyas!